¡No a las macro granjas!
¡Sí a la vida digna de los pueblos!